Parashat Toldot

El deseo profundo de una mujer por ser madre, la inmensa alegría de poder cumplir con este objetivo y después la dura tarea de educar a sus hijos; estos son algunos de los temas centrales de la parasha Toldot, la que leemos este Shabat.
Durante muchísimos años en la historia de la humanidad, estos solían ser los objetivos y deseos “comunes” a los cuales una mujer podía acceder, seguramente por no poder conseguir otros logros por culpa del contexto social o porque fueron educadas solamente para estas cosas.
Rivka, en esta sección de la Tora, se rebela contra lo normal, y entendiendo el alma y el espíritu de su hijo Iaacov, y conociendo a su primogénito Eisav, confabula para que la bendición de la herencia vaya con el menor.
Rivka fue en contra de lo que dictaban las normas, desafió a su marido y a lo que la sociedad consideraba correcto.
En este shabat estamos cumpliendo deseos y tachando objetivos dentro de una gran lista de anhelos postergados: volvemos lentamente a lo que tanto nos gusta, a celebrar juntos un bar mitzvá y reencontrarnos de esta manera con nuestra tradición milenaria
Que podamos, a través de este gran ejemplo, tener el coraje de revisar cuál es nuestra lista de cosas a realizar para ser felices y poder realizarlas sin postergarlas y a no tener miedo de seguir nuestras convicciones más allá de lo que dicten las normas.
¡Shabat Shalom!

Seminarista Matías Dobzewicz

Director Comunitario

close

Inscripción 2023

Descuentos para Familias nuevas.

Abrir chat
Hola ¿Cómo podemos ayudarte?